spa-CL
15/07/2019
Publicaciones económicas

Riesgos políticos en África: sube la temperatura

Riesgos políticos en África: sube la temperatura

África ha sido testigo de una serie de acontecimientos políticos en los últimos meses. Tras el deterioro de la situación de seguridad en el Sahel, así como las salidas forzosas de los líderes históricos de Argelia y Sudán ¿dónde se manifestarán los riesgos políticos en la segunda mitad del año?

Utilizando su modelo cuantitativo de riesgo político, creado en marzo de 2017, Coface pretende identificar -más allá del ritmo dictado por los acontecimientos actuales- las tendencias recientes del riesgo político y, por tanto, los países que deben ser objeto de seguimiento.

En los últimas décadas, África se ha visto marcada por conflictos regulares de diversa intensidad y naturaleza, que han provocado una disminución de las corrientes de inversión y comercio y han retrasado el desarrollo de algunos países africanos. En los últimos años se ha producido un resurgimiento de los conflictos en el continente, principalmente como resultado de las actividades de diversos grupos islamistas, en particular en la región del Sahel, la movilización de las fuerzas armadas de algunos Estados del continente y los ataques contra la población civil. Los conflictos de origen político -a veces mezclados con consideraciones étnicas, religiosas o incluso lingüísticas- también siguen presentes en África (Libia, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Camerún...).

Nuestros índices de violencia política también confirman que los acontecimientos violentos (conflictos y/o actos terroristas), aunque más localizados, han vuelto a ser relativamente comunes, particularmente en el Sahel, en comparación con el comienzo del siglo XXI: en 2018 hubo casi el doble de conflictos en todo el continente en comparación con 2008.

Además, como han demostrado los acontecimientos en el norte de África y Oriente Medio en 2011, a medida que se desarrollan los instrumentos de movilización, la exasperación de las poblaciones, alimentada por las presiones socioeconómicas, expone a algunos países al riesgo de una futura inestabilidad. Aunque los conflictos a gran escala, como en Libia, o los cambios de régimen no son un hecho, un contexto socioeconómico frágil puede, a largo plazo, causar malestar que puede generar, como mínimo, incertidumbre en el entorno político. Nuestro índice de fragilidad política y social indica que 10 países -Angola, Camerún, Chad, Djibouti, Egipto, Etiopía, Mauritania, Mozambique, Uganda y la República Democrática del Congo- podrían verse o seguir viéndose afectados en un futuro próximo. El aumento de los instrumentos de movilización es uno de los factores del aumento del riesgo. Esta dinámica, vigente en todo el continente, podría dar lugar a una multiplicación de los acontecimientos políticos desestabilizadores en África a largo plazo.

Descargar esta publicación : Riesgos políticos en África: sube la temperatura (1,33 MB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish