spa-CL
15/05/2019
Publicaciones económicas

Asia central: ¿Es sostenible el ménage à trois con China y Rusia?

Asia central: ¿Es sostenible el ménage à trois con China y Rusia?

Asia Central es a la vez un socio y una puerta de entrada al comercio para China y Europa. Se encuentra en dos ramas de la Nueva Ruta de la Seda. A pesar de las críticas, China es el país que más participa en el desarrollo de los corredores de Asia Central. Este despliegue no es obvio dada la competencia de otras rutas y la escasa cooperación regional. Aunque la influencia rusa sigue siendo significativa a través de las remesas de los expatriados, sus bases militares y su cultura, China la está sustituyendo en cuestiones económicas.

 

Asia Central es a la vez socio y puerta de entrada al comercio para China y Europa

El comercio exterior de bienes de los países de la región representa una parte importante de su producto bruto interno: 57% y 42% respectivamente para las principales economías de Kazajstán y Uzbekistán, pero hasta un 85% y 60% respectivamente para las más pequeñas de Kirguistán y Tayikistán. Las principales exportaciones son hidrocarburos, oro, plata, cobre y otros minerales, acero, aluminio, algodón y cereales. Compran bienes de capital, vehículos, productos petroleros, acero, medicamentos y polímeros.

Los principales socios de la región (Gráfico 1) son la Unión Europea (25% del comercio de la región), China (21%) y Rusia (18%). Turquía, Kazajstán, Corea del Sur y Estados Unidos también ocupan un lugar destacado entre los socios. Como resultado, y debido a su aislamiento, existe el interés de los países de la región en las Rutas de la Seda y sus proyectos. Pero también hay interés por parte de sus socios, especialmente de Europa y China. Para ellos, más allá de su comercio con la región, su comercio bilateral puede beneficiarse de la implementación de nuevos proyectos en el marco de la iniciativa china Belt & Road.

Asia Central está localizada en dos rutas del Belt & Road

La iniciativa Belt and Road (B&R), lanzada por el presidente chino Xi Jinping en Kazajstán en 2013, tiene como objetivo promover el desarrollo de una red de conectividad y cooperación entre China y Eurasia Occidental a través de préstamos e inversiones directas. Esto debería permitirle, en particular, garantizar su abastecimiento de energía y materias primas y desarrollar nuevas rutas más rápidas y baratas para sus principales flujos de exportación e importación. Al mismo tiempo, también debe promover el desarrollo y la estabilidad de las regiones cubiertas, contrarrestar el desarrollo del islamismo radical y su expansión en su territorio, y encontrar salidas para la actividad de construcción con exceso de capacidad en su mercado interno. China es el mayor proveedor de fondos, y el Banco Mundial y las instituciones financieras de los países asociados aportan pocos recursos en este contexto. También se puede recurrir a la financiación privada. A principios de 2019, la iniciativa incluía a 130 países que representaban el 41% del PIB mundial y el 49% del comercio.

Descargar esta publicación : Asia central: ¿Es sostenible el ménage à trois con China y Rusia? (689,59 kB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish