spa-CL
10/07/2014
Publicaciones económicas

Panorama Brasil

Panorama Brasil

Brasil no aprovechó la economía boyante del pasado para realizar reformas importantes en asuntos clave, tales como mejoras en la infraestructura y el clima comercial.   El país se encuentra en una posición muy débil en términos de eficiencia del mercado, a pesar de todo su potencial en cuanto al volumen del mercado. La industria local ha estado registrando márgenes ajustados debido a los altos costos de transporte, de energíay salarios.Competir con los productos importados ha sido un gran desafío para los empresarios de distintos segmentos.

 

Analistas de Coface prevén una desaceleración considerable del PIB en 2014 (Del 2.5% en 2013 a 1.3% en 2014), debido a lento avance del consumo doméstico, pérdidas de inversiones y una débil balanza comercial. Coface considera 2015 como punto de inflexión, para robustecer el PIB a mediano plazo.

 

 

2014: bajas expectativas para negocios durante los siguientes meses

Luego de un crecimiento marginal del 0.9% en el 2012, el PIB brasileño registró una mejoría leve, superior al 2.5% en el 2013. La actividad fue impulsada principalmente por una recuperación de la inversión que registró un aumento interanual del 6,3%, luego de la caída del 4% observada en el 2012. A pesar de esta mejora, las inversiones en el país continúan siendo muy escasas, las cuales representan tan solo un 18.4% del PIB en 2013.

 

 

Durante muchos años el país creció mediante el consumo de los hogares. En la última década, la mayoría del tiempo, se ha expandido por encima del PIB. El surgimiento de una nueva clase media y un acceso al crédito más sencillo contribuyeron a este escenario, pero este modelo parece haberse agotado. Las tasas de interés han aumentado, como también la presión sobre la inflación y los salarios reales han crecido a un paso más lento.

 

2014 estará marcado por la actividad baja y alta inflación. Debido a la Copa del Mundo y las elecciones presidenciales, el calendario de días hábiles será más corto en Brasil en 2014. La Copa del mundo beneficiará sólo a segmentos específicos, como turismo, restaurantes y textil. Por otro lado, muchas industrias y servicios fueron obligados a frenar su actividad en los días de los partidos, debido a que la infraestructura de transporte no es suficiente para absorber un mayor volumen de usuarios.

 

Se espera que los empresarios pospongan inversiones del segundo trimestre de 2014.  Todavía no está claro, sin embargo, si las inversiones recibirán un impulso en 2015. El próximo gobierno tendrá que utilizar medidas contractivas para poder volver a controlar la inflación.

 

“Para 2014 esperamos un escenario menos próspero en términos de PBI, Coface prevé un aumento del 1,3%. Las agencias de calificación de riesgo ya le han otorgado una calificación más baja a Brasil en el 2014. En marzo de este año, Coface bajó la calificación de Brasil de A3 a A4[1]. La percepción de un riesgo país mayor se debe al deterioro de las cifras públicas, escasez de inversiones, alta inflación y una actividad que no está tomando impulso”,dijo Patricia Krause, Economista de Coface América Latina.

 

 

Las industrias seguirán enfrentando momentos difíciles

 

  • Sector Químico - probablemente permanecerá con una calificación de alto riesgo debido a la falta de competitividad. Las tarifas de energía aumentarán y no se espera que la dependencia del gas natural importado se revierta en el mediano plazo. Las inversiones permanecerán en niveles bajos debido a la falta de confianza de los empresarios y a los aumentos en los costos de las inversiones (tasa Selic más alta).
  • Sector Automotor – tuvo un comienzo de año difícil.  El aumento de los impuestos, las nuevas normas de seguridad y las restricciones del mercado de Argentina han afectado seriamente a esta industria. A pesar de este deterioro, Coface lo considera como de riesgo medio, debido a su alto poder de negociación y su representatividad como contribuyente. Se espera que el gobierno ponga en marcha un incentivo a corto plazo para mitigar la menor actividad.
  • Sector Agro – se espera que experimente un ligero crecimiento en 2014 debido a la estabilidad de los precios y el aumento marginal en la cosecha de 2013/14. El contexto es de riesgo “medio”, sin restricciones climatológicas significativas y con una mayor oferta de crédito. Por otra parte, las tasas de interés más altas y la deficiente infraestructura de los puertos tendrán un efecto adverso sobre la rentabilidad.
  • Sector Siderúrgico – como en muchas otras partes del mundo, dependerá del nivel de producción en China. Coface espera que siga el exceso de oferta en el año 2014, y por lo tanto los precios del acero no van a aumentar en un corto plazo.  Dicho esto, la rentabilidad de los productores de acero permanecerán en un nivel bajo.
  • Sector Minorista – se espera crezca arriba del PIB, pero no a un ritmo más alto que antes.  Las ganancias más bajas en los salarios reales y las tasas de interés más altas también serán una influencia negativa en este segmento. Por lo tanto se espera que algunos segmentos se superen en el año 2014, como por ejemplo los de los televisores, smartphones y tablets.

 

2015: Un punto de inflexión?

 Las previsiones para 2015 todavía muestran una tasa baja en el PIB y una continua aceleración de la inflación. A pesar de ello, Coface estima un año de ajustes, con precios administrados contenidos de vuelta al equilibrio. Esto tendría un efecto adverso sobre la actividad en el corto plazo, pero recuperaría la confianza de los inversionistas, lo que impulsaría el PBI en el mediano plazo”.

 

[1] La evaluación del riesgo país y el clima de negocios de Coface se divide en 7 categorías: A1, A2, A3, A4, B, C y D

Descargar esta publicación : Panorama Brasil (3,80 MB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish