spa-CL
22/11/2017
Publicaciones económicas

La industria automotriz británica y el Brexit, cómo ralentizar a la industria rodante?

La industria automotriz británica y el Brexit, cómo ralentizar a la industria rodante?

Los efectos de un Brexit “duro” serán decisivos para la capacidad de innovación y competitividad de la industria automotriz británica

  • Los primeros signos adversos: a la baja, inversión producción y ventas
  • El acceso al mercado único europeo es y seguirá siendo vital
  • Se prevén obstáculos financieros y la disminución de la calidad en la mano de obra

 

Alta dependencia del mercado europeo

Después de un volumen excepcional en la producción de vehículos registrado a mediados de 2016 (1.02 millones de unidades vendidas, entre enero y agosto, 8.5% más, comparado con el mismo periodo de 2015), 2017 vio una caída en la producción cercana a 2%.  La dinámica saludable en las exportaciones en este sector, fuertemente orientado hacia el mercado europeo (79% de los vehículos ensamblados en Reino Unido son exportados, de los cuales 56% de ellos van a países de la Unión Europea), no compensa la caída en la demanda interna generada por la pérdida de la confianza del consumidor.

La dependencia del mercado europeo de la industria automotriz británica no detiene las exportaciones. El sector importa 56% de las partes necesarias para el ensamblaje de un vehículo,  y está bien integrada en la cadena de valor europea, permitiendo optimizar los costos, inventarios y tiempos de producción.

En paralelo, desde 2016 fue observada una fuerte caída en las inversiones de los proveedores y manufactureros automotrices (una caída de 36% comparada con el promedio del periodo de 2011-2015), tendencia que ha comenzado a ser más pronunciada en 2017, a pesar de 28 nuevos esquemas lanzados (de todos los fabricantes de vehículos en su conjunto) previstas entre 2017 y 2024. Las perspectivas ligadas a las dificultades y los riesgos del resultado de las negociaciones del Brexit, continúan dañando el atractivo del país para los inversionistas extranjeros, incluyendo las controladoras de un buen número de marcas de autos británicos (Tata Motors, BMW, Nissan y PSA).

Competitividad e iniciativas de innovación en peligro

"El mercado común europeo es claramente vital para la industria automotriz británica. En el escenario de un Brexitduro, con la implementación de controles estrictos de mercancías y la aplicación de los aranceles de la OMC, los riesgos podrían multiplicarse,"dijo Khalid Aït Yahia, economista de Coface especializado en los sectores metalúrgico y automotor.

Tres consecuencias considerables que se palparían dentro de este caso:

-       Deterioro en la competitividad

El Reino Unido no tiene un número suficiente de proveedores locales de equipo. En Europa, el componente de un vehículo puede viajar a través de 15 países[1] antes de que sea finalmente ensamblado en un automóvil. La falta de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea podría significar un incremento del 10% en los costos para un vehículo y 3% para las autopartes, de acuerdo a los aranceles derivados de los acuerdos de la OMC.

-       Falta de mano de obra calificada

Reino Unido, al ser miembro de la Unión Europea, se le facilita la contratación de ingenieros y técnicos calificados en un contexto de escasez de científicos y técnicos titulados nacionales. Por lo tanto, el asumir las restricciones establecidas por la inmigración económica como lo requiere “el abandonar” el campo, exacerbará las dificultades en esta área, tanto a corto como a mediano plazo.

-       Interrogantes entorno al financiamiento de la innovación

Reino unido encabeza dentro de Europa el desarrollo de vehículos eléctricos e híbridos, en parte, derivado de los programas de financiamiento de la innovación lanzados en la Unión Europea, esto, en el marco del programa FP7 2007-2013, seguido por el plan Horizonte 2020, pero también por un préstamo del Banco de Inversión Europea por £250 millones. En el periodo post Brexit, el cuestionamiento sobre el financiamiento de la innovación podría socavar aún más al sector automotor británico.

[1] De acuerdo con la Asociación Europea de Proveedores de la industria automotriz (CLEPA por sus siglas en inglés), abril 2017

Descargar esta publicación : La industria automotriz británica y el Brexit, cómo ralentizar a la ... (598,07 kB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish