spa-CL
10/05/2017
Publicaciones económicas

Escasez de mano de obra en los países de Europa Central y del Este: una preocupación creciente para los negocios

Escasez de mano de obra en los países de Europa Central y del Este: una preocupación creciente para los negocios

La evolución de los mercados laborales en Europa Central y del Este ha sido benéfica para los hogares. El aumento en los salarios y la baja inflación, combinada con la mejora en la confianza del consumidor, han permitido la baja de las tasas de desempleo y un incremento en el consumo privados. A pesar de la recuperación del mercado laboral, las compañías enfrentan  cada vez más dificultades en el reclutamiento, especialmente en lo que se refiere a personal calificado. La escasez de mano de obra y el consecuente aumento en los costos laborales preocupan a las empresas.

 

Los mercados laborales en la región de Europa Central y del Este continúan mejorando. Las tasas de desempleo han caído a sus mínimos históricos y la mayoría de las economías de esta región gozan de mejores cifras en materia de desempleo que el promedio registrado en la Unión Europea. Estas cifras han mostrado una fuerte mejoría en los últimos dos años. La revalorización de los salarios, la baja inflación y la mejora en la confianza del consumidor, han hecho que el consumo doméstico sea el principal motor de la expansión económica. La mayoría de los países de la región de Europa Central y del Este han registrado dinámicas positivas en los sueldos durante los últimos años. Desde 2010, los salarios brutos han subido más de 30% en Rumania y Bulgaria y más de 20% en Hungría y Polonia.

 

Fortalecimiento de la negociación salarial, baja tasa de natalidad y la emigración son el origen de esta escasez

No obstante, mientras que los hogares y la actividad económica de la región se benefician de esta evolución, las empresas están enfrentando el poder del fortalecimiento de los salarios y están forzados a aceptar altos costos de remuneración.  La dinámica de la demanda externa y doméstica, la baja tasa de natalidad y la emigración a Europa Occidental han contribuido a la escasez de mano de obra. Un alto número de empresas reportan esto como una barrera para la expansión de sus negocios.

 

Aún las compañías que pagan salarios más altos también se ven confrontadas con dificultades en el reclutamiento de empleados. Las vacantes de trabajo han alcanzado niveles particularmente elevados en la República Checa y Hungría. Los incrementos en los salarios actualmente exceden las ganancias de productividad. Afortunadamente, a pesar de que los costos laborales están aún dentro del promedio, son tres veces más bajos que en Europa Occidental.

 

Esta diferencia ventajosa para la región en términos de costos unitarios de la mano de obra, junto con la proximidad geográfica y cultural, continuará favoreciendo la competitividad de los negocios. Sin embargo, estos beneficios podrían verse comprometidos a mediano plazo, si continúa la emigración de trabajadores jóvenes y especializados.

 

Se pueden implementar varias soluciones

Las empresas continuarán enfrentándose con la escasez de mano de obra, particularmente la relativa a empleados calificados. Encuestas recientes indican que profesiones u oficios como conductores e ingenieros están dentro de las vacantes más difíciles de ocupar en la región de Europa Central y del Este.

 

La escasez de mano de obra podría mitigarse alentado a los emigrantes a regresar y permitir la inmigración. Esto podría requerir mejoras de gobierno y solucionar la renuencia en la aceptación de migrantes. Aunque es muy poco probable que exista un regreso masivo de emigrantes a sus países de origen. Aquellos que han sido afectados por el Brexit (o escenarios futuros similares) estarán más motivados en encontrar trabajo en los países de Europa Occidental, debido a las diferencias significativas en los ingresos potenciales.

 

Alentar la participación laboral entre las minorías étnicas, población de edad avanzada y las mujeres (cuya tasa de participación permanece baja comparada con Europa Occidental: 61% en Polonia, 59% en Hungría, 57% en Rumania, comparada con el 79% en Suecia, 72% en Alemania y 71% en Austria), así como impulsar programas de formación profesional y de educación superior podría también ayudar a resolver esta situación.

 

Panorama Escasez laboral original
Descargar esta publicación : Escasez de mano de obra en los países de Europa Central y del Este: u... (2,27 MB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Ver también


                         

Parte superior
  • Spanish