spa-CL
14/11/2013
Noticias Corporativas

Riesgos relacionados con la deuda de los hogares en las economías de Asia Emergente / Asexma

Riesgos relacionados con la deuda de los hogares en las economías de Asia Emergente / Asexma

Las economías asiáticas han resistido el doble golpe de la crisis mundial de 2008-2009 y el de la deuda soberana de la eurozona, especialmente gracias al dinamismo del consumo de sus hogares. Por ejemplo, desde 1995 el consumo per cápita casi se ha triplicado en China y se ha más que duplicado en la India, reflejando la recuperación llevada a cabo en los países menos avanzados. Este desempeño económico, bastante incompleto hasta el momento, continuará en el largo plazo y se traducirá en la expansión de la clase media en Asia. Como consecuencia del crecimiento sostenido del PIB y de las políticas estatales de apoyo al consumo, los ingresos familiares están aumentando. El envejecimiento de la población y la rápida urbanización también contribuyen a este incremento.

 

Si bien el auge del consumo en los países emergentes asiáticos refleja el desarrollo económico de la región, también está relacionado con un acceso más fácil al crédito bancario. Por lo tanto, la excesiva deuda familiar en algunos países podría afectar negativamente a la actividad económica a medio plazo. El mayor riesgo se concentra en cuatro países: Malasia, Corea del Sur, Singapur y Tailandia.

 

En 2012, el ratio de la deuda de los hogares sobre la renta disponible alcanzó el 194% en Malasia, 166% en Corea del Sur, 134% en Singapur y 112% en Tailandia, mientras que en los Estados Unidos en 2008, al inicio de la crisis subprime, fue del orden de 130%. Con ello el endeudamiento de los hogares de dichos países, es similar al de Estados Unidos en ese momento y de España en 2012 periodo donde la recesión alcanzó su pick.

 

El Top 4 es Corea del Sur dado que la estructura de su deuda presenta un factor de riesgo adicional, ya que el porcentaje de hipotecas a tipo variable ha alcanzado el 55%, frente a sólo el 10% en Estados Unidos en 2009.

 

Por otra parte, esta deuda excesiva, causada por un crédito demasiado dinámico, puede volver más vulnerables a los países asiáticos a medio plazo, con una financiación exterior volátil y la consiguiente fuga de capitales. Asimismo puede conducir a depreciaciones bruscas del tipo de cambio, como las observadas en el verano de 2013.

 

Los paralelismos con la situación de los hogares americanos en el momento de la crisis de 2008 no significan necesariamente que una crisis de magnitud similar sea inminente en Asia emergente, pero en los próximos años será necesario moderar el consumo de las familias. Para hacer frente al riesgo que el exceso de endeudamiento familiar representa para la economía y el sector bancario, las autoridades locales deben tomar medidas preventivas, tales como políticas monetarias más restrictivas y normas prudenciales más estrictas, concluye el informe de Coface.

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish