spa-CL
12/08/2013
Noticias Corporativas

Los países emergentes con menos riesgos /Revista del Campo

Los países emergentes con menos riesgos /Revista del Campo

De acuerdo con la aseguradora de Créditos Coface, Irlanda e Islandia se proyectan como seguros en Europa. En América Latina, la sorpresa es Ecuador y, en Asía, Filipinas.

Una dispar situación viven las economías emergentes. Mientra Irlanda e Islandia muestran resultados muy positivos, con una importante disminución de su nivel de siniestridad, lo que hace que la aseguradora de riesgos Coface las reclasifique con un menos nivel de riesgos de impagos; otras, como Sudáfrica y Túnez, muestran inestabilidad social, sumada a complejas condiciones económicas, que llevan a que sean evaluadas negativamente.

Tras los golpes de la crisis económica europea, Irlanda vive un proceso seguro de estabilización. "El crecimiento fue positivo en 2012 y se mantendrá así en 2013, con 0,9%. Cuenta con un cómodo superávit en su cuenta corriente, y la demanda interna se está levantando. Los paquetes de reformas y austeridad bajo la supervisión de la "Troika" han progresado sin problemas y deben ser completados con éxitos a fines de 2013. La confianza de los inversionistas ha mejorado y el país puede volver a emitir bonos en el mercado internacional", explica Louis des Cars, CEO Coface Chile.

Por su parte, Islandia también muestra un fuerte dinamismo. "Con un crecimiento de 3,8% en el primer trimestre de 2013, se proyecta 2,3% par atodo el año 2013, con una reducción de la inflación y estabilización del desempleo. Por ello la evaluación se ha situado en A3", comenta Des Cars.

Polonia, que no está en recesión, presenta una desaceleración de forma cíclica. "La actividad debería experimentar los beneficios de la política monetaria expansiva a finales de 2013, motivo por el cual se retiró la vigilancia negativa sobre su evaluación A3", explica el experto.

En América Latina la buena noticia viene de Ecuador, que pasó de nivel de riesgo C a B, con un crecimiento económico fuerte y estable, que se percibe en la reducción de su deuda pública, la que en la actualidad supone el 22% del PIB. A ello se agrega una situación política más estable y un gobierno que aparece más favoranle para los inversores extranjeros.

En Asia la sorpresa viene de Filipinas, que quedó por encima de la evaluación B y fue situada en A4, en respuesta a su positiva evolución económica. Este país creció 7,8% en el primer trimestre 2013 y la previsión es de 6,5% para el año. "El consumo es sostenido y en lo macro hay un sólido superávit corriente impulsado por las dinámicas y estables remesas de los expatriados, una inflación bajo control y una mejora continua de las finanzas públicas", dice Des Cars.

Lo anterior no significa que los exportadores se despreocupen. "Es fundamental que seleccionen acuciosamente a los compradores con información certera y objetiva; y realizar un seguimiento permanente de los riesgos para evitar malas sorpresas. Todos deben estar atentos al monitoreo, dado que los riesgos siguen altos", enfatiza el especialista.

LOS QUE CAEN

Pero no todas las economías lo están haciendo en forma tan posotiva. Dos de las emergentes que aumentan sus impagos y, por lo mismo, su nivel de riesgo de siniestralidad, son Sudáfrica y Túnez. "La contradicción de la actividad, los problemas financieros y especialmente las presiones políticas y sociales están aumentando el riesgo", enfatiza Des Cars.

En Sudáfrica el crecimiento cayó por debajo del 3 por ciento en lo que va de 2013. Esto, por un freno en el consumo, producto tanto de la alta deuda de los hogares, como por la inflación y el desempleo. A nivel empresarial, según la aseguradora Coface, las empresas están perdiendo competitividad y sufriendo la repercusión de la recesión en eurozona, uno de sus mayores socios comerciales del país. A ello se agrega que las tensiones sociales siguen siendo extremas y Coface no descarta la posibilidad de que se produzcan más huelgas.

Parecido es lo que ocurre con Túnez, que fue bajado de A4 a B, esto "dado que experimenta un aumento de las tensiones políticas y sociales, lo que retrasa la elaboración de la Constitución y la celebración de elecciones legislativas y presidenciales en una sociedad con crecientes divisiones sociales. Las cuentas externas y el nivel de reservas de divisas, con la disminución de los ingresos turísticos, están muy justos. La aplicación del último programa del FMI será un importante desafío para el gobierno" indican en Coface.

En Europa Central, la República Checa y Eslovenia, también sufren por la contracción de la activad de la eurozona.

"En la República Checa, el desempleo es continuo en el tiempo y afecta en la actualidad al 37% de la población activa. En Eslovenia, en tanto, las empresas contrajeron enormes niveles de deuda alcanzando el 85% del PIB. Hoy se enfrentan a una creciente ola de impagos, acentuados por un sector bancario deficiente y las deudas incobrables", recalca Des Cars.

¿Y JAPÓN?

"El clima económico japonés está mejorando, al menos a corto plazo. Los estímulos monetarios y presupuestarios han tenido un impacto tangible en el consumo de los hogares. La depreciación del yen, desde finales del 2012, también ha ayudado a impulsar las exportaciones, que deberían seguir creciendo por encima del 3% en 2013" explica Louis des Cars.

Descargar esta nota de prensa : Los países emergentes con menos riesgos /Revista del Campo (260,17 kB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish