spa-CL
27/04/2015
Noticias Corporativas

El retraso en los pagos de las empresas en China alcanza al 80%

2015AbrilRevistadelCampo_2

"La encuesta de Coface sobre la gestión del riesgo de crédito de las empresas en China reveló que 8 de cada 10 empresas sufrió impagos en 2014. Prevemos que el crecimiento del PIB se ralentizará hasta un 7% en 2015 en dicho país, frente al 7,4% en 2014. Las empresas deben enfrentarse a las presiones ligadas a su alto endeudamiento, costos financieros elevados y una baja rentabilidad, por lo que se espera que los impagos no mejoren a corto plazo. Por el contrario, el descenso del crecimiento aumentará la morosidad en 2015", explica Louis des Cars, CEO de Coface Chile, al analizar la situación del gigante asiático.

 

Los resultados del estudio mostraron que, en general, el comportamiento de pago en China continúa siendo complejo en 2015.

 

De acuerdo con la información recabada por esa entidad, el 79,8% de las empresas entrevistadas señaló retrasos en los pagos en 2014. "Se trata de una ligera mejora respecto de 2013, aunque se han mantenido altos niveles de impagos durante los últimos tres años", explica Des Cars.

 

Cerca de un 20% de los afectados presenta retrasos que superaron los 90 días, mientras que solo el 17,8% mantuvo el mismo nivel que en 2013. Las cifras están en línea con los datos de préstamos no cobrados (NPL) publicados por la Comisión Reguladora Bancaria de China, donde la tasa de morosidad se elevó un 1,25% a finales de 2014. Con ello, el aumento del riesgo de impago es un hecho.

 

"Si bien los datos de morosidad empresarial son considerados como un indicador de estancamiento económico, también muestran la difícil situación a la que se está enfrentando la economía china, y confirman los resultados de la encuesta sobre el comportamiento de pago realizada por Coface", explica Des Cars.

 

De acuerdo con esa información, la morosidad creció 42,3% respecto al año anterior, a partir de finales de 2014, donde sobresale un considerable aumento de 58,8% en los préstamos de dudoso cobro.

 

"Estas tendencias muestran que el riesgo va en aumento, afectando tanto a la economía real como al sistema financiero", explica el ejecutivo de Coface.

El crecimiento del 7,4% interanual del PIB de China registrado en 2014 fue la tasa más baja en los últimos 24 años, y se espera que la desaceleración continúe a lo largo de este año.

Por todos esos antecedentes, Coface situó bajo vigilancia negativa la evaluación de riesgo país A3 para China, como un reflejo de la ralentización del crecimiento económico, el fuerte endeudamiento, los elevados costos de financiación y las dificultades de pago crecientes para las empresas de este país.

 

Al mismo tiempo, la economía real de China se enfrenta a crecientes desafíos, como los antes señalados, más la baja rentabilidad causada por la sobrecapacidad en algunos sectores.

Desde el gobierno se están introduciendo medidas de flexibilización monetaria para suavizar el proceso de desaceleración del crecimiento.

 

"Si la financiación adicional de bajo costo no se concede a las partes que realmente lo necesitan y merecen, es improbable que se alcancen los objetivos principales de estas medidas, lo que causaría un aumento de la preocupación por la creciente presión sobre el crédito", sostiene Des Cars.

 

El especialista indica que las medidas no tradicionales podrán ayudar a aliviar los excedentes de liquidez en la economía real, en particular  las pymes.

 

"Se requiere que las autoridades chinas lideren las reformas estructurales y financieras, que aunque están en marcha, son de largo aliento. Por ejemplo, la aprobación de una ley para la creación de bancos privados ayudará a cubrir las necesidades de las pymes, pero la instauración de estos ha llevado tiempo después de su aprobación. Por ello, se tendrá que esperar algún tiempo antes de poder comprobar los resultados a medio plazo", explica.

 

Por todo lo anterior, en Coface insisten en que el panorama para 2015 es de alto riesgo e incierto, y llaman a que los exportadores tomen precauciones. "Es de vital importancia relacionarse con compradores con capacidad financiera para cumplir los pagos y mantener el monitoreo permanente del cumplimiento de pago. Cualquier atraso que sufra la empresa china, evidentemente afectará la cadena de pago de los exportadores chilenos", enfatiza Des Cars.

 

Nota: Coface realiza desde 2003 la Encuesta de Gestión de Crédito de las Empresas en China. La encuesta de 2014 es la 12ª edición, en la cual participaron 882 empresas de diferentes sectores, entre octubre y noviembre de 2014. La encuesta proporciona una mejor comprensión del comportamiento de pago de las empresas con sede en China, así como de sus prácticas de gestión de crédito.

Descargar esta nota de prensa : El retraso en los pagos de las empresas en China alcanza al 80% (243,38 kB)
Parte superior
  • Spanish