spa-CL
22/01/2014
Riesgo País y Estudios Económicos

Conferencia Riesgo País 2014

Conferencia Riesgo País 2014

Después del reajuste post-crisis entre los países avanzados y emergentes, en 2014 el riesgo país global está evolucionando de una forma más clásica.  En los países avanzados, el riesgo se estabiliza, empujados por el crecimiento bastante dinámico en EEUU (con un estimado de +2.4% en 2014), el comienzo de la recuperación en la Zona Euro (+0.9%) y el crecimiento confirmado en Japón (+1.4%).  En los países emergentes, la tasa de crecimiento incrementará sólo ligeramente (+4.7%) y está inferior al promedio del período 2000-2011.

 

Países avanzados: mejora o estabilización

La recuperación en las economías avanzadas está marcada por divergencias entre países. La situación de las empresas en EEUU (con evaluación del riesgo A2 bajo vigilancia positiva desde Octubre 2013) ha mejorado sencillamente. La “Corporate America” es la base sólida de la economía y cumulando varias fuerzas: alto nivel de autofinanciamiento, récord de rentabilidad, baja deuda y una fuerte inversión.  Un presupuesto claro, políticas monetarias y crecimiento en el consumo de los hogares estimulan esta tendencia positiva.

 

En Europa, Coface nota la mejora del riesgo en Alemania y en Austria (+1.7% es la previsión del crecimiento para estos dos países en 2014), para los cuales la evaluación de riesgo e de A2 está ahora está acompañada de una vigilancia positiva. La actividad económica de Alemania es altamente vulnerable a los cambios del comercio global, pero puede ahora apoyarse en el consumo de los hogares.  Las insolvencias de las empresas son menos numerosas y costosas (en un año, -9.1% en cuanto a número y -6.3% en costo financiero[1]). Este retoma en actividad beneficia a Austria, donde el desempleo es bajo y el número de insolvencias se está reduciendo.

 

Entre los países europeos que han sido exitosos en reformarse y bajar sus costos se encuentra Irlanda que debería tener para el 2014 un  crecimiento sostenido de +1.7%, gracias una alza en las exportaciones (las cuales benefician del crecimiento de Británico y de EEUU), del comercio minorista, y de la confianza de los negocios y los hogares.  El mayor reto fue el año pasado, el mercado de desempleo ha comenzado a mejorar, y los precios de las propiedades muestran los primeros signos de estabilización.  Estos éxitos han provocado que Coface dé un ascenso a Irlanda a A3, el mismo nivel que Francia e Inglaterra.

 

El diagnóstico está más mezclado en el resto de la Zona Euro. Al menos podemos decir que los riesgos han cesado de incrementar.  En Francia por la falta de reducción significativa de costos, las empresas continúan extremadamente vulnerables a las fluctuaciones de la demanda doméstica, la cual es todavía débil comparada con el promedio histórico (+0.6% crecimiento previsto en 2014). Consecuencia de esta vulnerabilidad son las insolvencias que permanecen altas, alrededor de 62,000 en 2014. En Europa del Sur, la debilidad en la demanda doméstica, la dominación en la actividad empresarial de las microempresas, empresas frágiles con falta de innovación, impiden el mejoramiento del riesgo de crédito.  Adicionalmente, existe un alto nivel de endeudamiento de las empresas, como lo es el caso en España.

 

Países emergentes: tensiones para las empresas instaladas en los grandes países emergentes, pero sus resultados logran resistir en varias economías de países de ÁfricaSubsahariana.

La desaceleración en el crecimiento ha echado raíces en los países emergentes: en 2014 los países BRICs perderán 2.4 puntos de crecimiento en relación al promedio de crecimiento de 2000-2011.  De acuerdo con Coface, esto no se debe a un simple declive cíclico pero sí a las limitantes de la oferta (la demanda de los hogares es demasiada dinámica para la producción local, la cual ya no puede mantener a nivel) las inversiones enfrentan obstáculos de naturaleza estructurales: infraestructura insuficiente, clima para hacer negocios problemático y la escasez de mano de obra calificada.  Además de la debilidad de suministro local de combustibles importados y los actuales déficits que permanecerán altos en 2014.  Los tipos de cambios por consiguiente serán vulnerables, además que vienen elecciones mayores en 2014 en Brasil, India, Turquía y en Sudáfrica.

 

Cuatro países del África Subsahariana no están sujetos a este nuevo incremento del riesgo.  A pesar de la situación de volatilidad de la seguridad, Coface colocó en vigilancia positiva la evaluación de riesgo país “D” enRuandayNigeria y en evaluación “C” aKenia.  Costa de Marfilfue reposicionada a la alza a “C”.  El crecimiento debería permanecer fuerte en 2014, sostenido por la diversificación de sectores la cual beneficia al consumidor.

 

“La reducción del Riesgo en países avanzados está confirmada e ilustrada por tendencias positivas en dos economías principales: EEUU y Alemania.  Ambos países se beneficiarán de la robustez financiera en sus negocios y su recuperación que está basada en cimientos firmes.  Acerca de los otros grandes actores Europeos, el fin de la recesión significa una estabilización de los riesgos por el momento.  Pero se espera un crecimiento lento.  De hecho, se requeriría un crecimiento de por lo menos +0.8% en Italia, +1.6% en Francia y +2.5% en Inglaterra para reducir significativamente las insolvencias.  Sin embargo; en los 3 países, el crecimiento esperado en 2014 no alcanzará estos niveles.  En los países emergentes, los actuales déficits de las cuentas y el débil crecimiento a largo plazo, pesan sobre las compañías. Pero afortunadamente el mundo emergente es diferente: una nueva generación de países se caracteriza por su resistencia a choques externos, incluyendo en primer plano muchas de las economías de África Subsahariana”.Dice Yves Zlotowski, Economista en Jefe de Coface

[1] Costo financiero es medido por proveedores y deuda bancaria

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish