spa-CL
22/12/2015
Noticias Corporativas

Brasil, sin una solución a corto plazo/ Revista del Campo

Brasil, sin una solución a corto plazo/ Revista del Campo

La calificación de riesgo país de Brasil se redujo por parte de las agencias de calificación y también por Coface. Por un lado, las cifras iniciales de ingresos fiscales parecen decepcionantes, debido a la desaceleración de la actividad y por las medidas de ajuste adicionales, como el aumento de algunos impuestos, ventas de activos y recortes presupuestarios, que están luchando para ser aprobados por el Congreso. Por otro lado, la Presidenta no cuenta con sus antiguos aliados políticos para aprobar las reformas y la comunidad empresarial se hace más reticente al gobierno.

El debilitamiento del real, junto con la desaceleración de la inversión y el deterioro del consumo, han reducido ostensiblemente la demanda de bienes importados, que se han vuelto cada vez más caros.

A ello se suma el agravante de las tensiones políticas que rodean la contingencia de Petrobras, lo que dificulta la búsqueda de un nuevo impulso económico. "Es un hecho que la administración de Dilma Rousseff se ha debilitado políticamente y está luchando para cumplir su objetivo de romper con cuatro años de crecimiento mediocre. El gobierno está tratando de reactivar la economía, en particular, a través de un plan de concesiones de carreteras, aeropuertos y líneas de ferrocarril, que se estima en unos US$ 64 mil millones, con el fin de compensar parte del déficit de infraestructura que obstaculiza la productividad. A pesar de un cierto repunte de la confianza en el gobierno después de la eliminación de los altos ejecutivos de la compañía, el encarcelamiento de los líderes de la construcción pública y empresas acusadas de colusión de precios, la imagen de Dilma Rousseff se deteriora aún más por las acusaciones sobre el financiamiento de su campaña electoral en 2014 por las empresas que participaron en este escándalo. Mientras tanto, las protestas que se llevan a cabo en muchos estados brasileños piden la salida de la Presidenta", dice.

"En este escenario de riesgo político y económico, Brasil está lejos de crecer y de volver a los índices de alto consumo de los hogares y, con ello, a la alta demanda por productos importados. Los exportadores deben incrementar las probabilidades de tomar decisiones acertadas informándose oportunamente sobre la situación financiera de su comprador final y maximizar sus posibilidades de éxito en momentos de un incremento en el valor del dólar", enfatiza des Cars.

Descargar esta nota de prensa : Brasil, sin una solución a corto plazo/ Revista del Campo (732,43 kB)

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish