spa-CL
04/09/2014
Riesgo País y Estudios Económicos

Asia Pacífico: Se estabilizan los impagos, pero reaparece preocupación por la desaceleración de China / Asexma

El 68% de las empresas encuestadas informaron haber sufrido retrasos en los pagos en 2013 en comparación con el 67% de 2012. Éstos, además, se extendieron ligeramente en el tiempo, debido a que el 14% de los consultados informaron de un retraso medio de 90 días en comparación con el 13% de 2012.

Según la experiencia de Coface, las empresas con retrasos de pago a largo plazo, al menos 180 días, que representan más del 2% de su facturación, podrían experimentar problemas de liquidez y corren un alto riesgo de impago a sus proveedores. Sólo el 30% de las empresas encuestadas sufrió tales retrasos en 2013, lo que indica una mejora en comparación con el 37% de los encuestados en 2012. Estos resultados apuntan a una estabilización del comportamiento de pago de las empresas en Asia en 2013.

 

En la economía australiana, más empresas encuestadas experimentaron retrasos en los pagos. El 85% de las empresas informó haber sufrido demoras en la cancelación, que han tendido a alargarse más que el año 2012 que fue de un 83%. Con el debilitamiento de la demanda de China que concentra un 30% de las exportaciones totales, el mayor destino de exportación, más la alta tasa de ahorro sostenido y la debilitada confianza de los inversores, la economía australiana deberá enfrentarse a futuros retos durante el presente año.

El crecimiento de la economía China se ha desacelerado y se espera que siga disminuyendo hasta el 7,2% interanual en 2014 después del 7,7% en 2013 y el 7,4% en el primer trimestre 2014. Sin embargo, el Gobierno Chino está utilizando herramientas fiscales y monetarias para asegurar el crecimiento sostenido. El reciente anuncio del recorte de los Requerimientos de las Reservas Bancarias (RRR) en las instituciones financieras rurales y la política de apoyo a la inversión en energía limpia, debería asegurar el crecimiento del PIB por encima del 7%. En 2013, el 82% de las empresas encuestadas informó de retrasos en los pagos versus un 77% que indicaba el estudio en 2012. El empeoramiento en cinco puntos porcentuales en el comportamiento de pago de las empresas sigue siendo una preocupación importante y se espera que continúe teniendo un impacto negativo sobre la confianza empresarial en lo que resta de 2014.

 

Se espera que la actividad económica de Hong Kong permanezca estable en 2014. El comportamiento de pago de las empresas muestra una mejora a nivel global en 2013, tal y como refleja nuestro el estudio que indica un 53% en 2013 a diferencia de un 57% en 2012.  Esta tendencia debería continuar debido al impulso que le está aportando el crecimiento de la demanda externa debido a la recuperación económica estadounidense y de algunas economías europeas. Los factores nacionales como el consumo y la inversión, continuaran estables pero no verán un gran crecimiento. Ello debido a la política anticorrupción china, que persigue limitar el consumo de bienes de lujo a los turistas chinos.

La India fue la protagonista en 2013 debido a la rápida depreciación de la Rupia y la persistente alta inflación. Aunque lo peor aún está por llegar. Las empresas en la India empeoraron su comportamiento de pago, con un 63% en 2013 en comparación con la situación del año anterior que alcanzaba el 56%.

El plan de recuperación económica del primer ministro Shinzo Abeen Japón, ha ganado popularidad tanto a nivel nacional como internacional. Sus efectos, tal vez, hayan mejorado el comportamiento de pago de las empresas del país, como se refleja en los resultados del estudio, con una clara disminución de las incidencias, la duración y el volumen de los impagos de larga duración registrados. El 2012 alcanzó un 42% versus un 36% el 2013. El sector de bienes de consumo que constató de un buen comportamiento de pago está en condiciones de aprovechar el crecimiento de sus clientes, el sector minorista

 

Se espera que la economía de Singapur incremente su crecimiento económico durante el 2014, debido a varios factores como lo son: el aumento del consumo apoyado por la fortaleza del turismo, la recuperación de la demanda externa por parte de los mercados desarrollados, la estabilización de su mercado inmobiliario y un fuerte crecimiento de la fabricación. Con estas mejoras, el comportamiento de pago de las empresas en Singapur experimentará una mejora también en 2014, después de que la situación en 2013 fuese muy similar a la de 2012. Con un 76% versus un 68% respectivamente.

La economía taiwanesa experimentará un crecimiento moderado en 2014, apoyada por la fortaleza del turismo y una recuperación de la demanda externa de los mercados desarrollados. La demanda interna, especialmente el consumo, seguirá débil debido al bajo crecimiento de los salarios en todos los sectores de la economía. Como constata el estudio de comportamiento de pago, los impagos se redujeron en 2013 a un 56% entre las empresas taiwanesas en comparación con el año 2012 que alcanzó un 77%.  Sin embargo, una mayor parte de las empresas encuestadas sufrió retrasos de largo plazo, por sobre los 90 días, suponiendo más del 2% de su facturación anual.

El ritmo de crecimiento económico de Asia se mantuvo fuerte después de la crisis, con unas previsiones de crecimiento que apuntaban al 6,1% para 2014 según Coface. Dicho crecimiento provino, en parte, de los dividendos de la floración económica de los dos mercados emergentes más grandes en la última década: China e India. Sin embargo, las perspectivas de crecimiento para estos dos países será notablemente inferior a la tendencia de crecimiento a largo plazo, con un crecimiento medio del 10,6% para China y del 7,8% para la India entre 2000 y 2011.

“El repunte de las economías avanzadas con una previsión del 1,9% para 2014, tras el 1,2% en 2013, principalmente en los Estados Unidos y Europa, beneficiará a las economías orientadas a la exportación en Asia, como Hong Kong, Taiwán y Singapur. Sin embargo, la desaceleración del crecimiento en China que se prevé sea de un 7,2% en 2014 podría afectar a la mayoría de las economías asiáticas que han estado dependiendo de la demanda China. En ese contexto, toda campaña que se quiera impulsar para abrir mercados en dicho continente deben ir acompañada de la cautela y del manejo de la mayor información sobre el comprador final,quien puede verse afectado en esta cadena de impagos y con ello también el exportador chileno en el retorno de sus divisas”, afirma Louis des Cars, CEO Coface Chile.

Contacto


María José SEBASTIAN

Marketing & HR Manager
CHILE
mail : mariajose.sebastian@coface.com

Parte superior
  • Spanish